MASAJE SUECO

El masaje sueco combina fricciones, amasamientos y cacheteos. Es un masaje que ayuda a relajar, a equilibrar, a liberar todas aquellas toxinas que no necesita el cuerpo.

Está basado en técnicas occidentales de anatomía y fisiología y no tiene nada que ver con técnicas asiáticas basadas en puntos energéticos o meridianos.

El Masaje Sueco se podría decir que es el arte de relajar el cuerpo.

No sabemos mucho de su historia y de cómo se fue desarrollando. Conocido también como el masaje básico, es curioso que no nació realmente en Suecia, o mejor dicho, que ni existe tal masaje en Suecia. Seguramente su título de “masaje sueco” se debe a que se escribieron varios libros, la mayoría de ellos acreditados al sueco Peter Henry Ling (1776-1837) y de ahí su nombre, con el paso del tiempo fueron acoplando y añadiéndole diferentes técnicas.

En España, el masaje sueco no es muy conocido, pero si hablamos de quiromasaje o un quiromasajista, sí sabemos que es nuestro masajista. De hecho, el quiromasaje está formado por varias técnicas de masaje, entre ellas el masaje sueco, por no decir que ésta es la esencial y la base del quiromasaje.

Normalmente las sesiones suelen durar de 40 a 50 minutos. Dependiendo de la zona donde se realiza, el masajista trabaja con los músculos de forma intensa realizando un calentamiento previo para después trabajar de forma adecuada los tejidos y músculos más profundos.

One thought on “MASAJE SUECO

  1. Maider dice:

    Un masaje muy completo, ideal para desconectar de todo y evadirse. Desde el primer momento sentí el poder relajante de este masaje que me ayudó a desconectar, liberar endorfinas y relajar el sistema nervioso. Se nota que el chico tiene vocación pues para nada controló el tiempo y estuvo conmigo al menos una hora. El mejor masaje que me he dado nunca!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *